Tuesday, 27 July, 2021

CeiboNews

PORTOVIEJO | Sofía y su primer amor de la infancia


Autor: Selena Loor, alumna del noveno semestre de la carrera Ciencias de la Comunicación de la USGP

Te has preguntado que sienten los niños al vivir en su vida una separación de sus padres, que piensan ellos de eso o que hacen quizás para cambiarlo todo.

La historia de Sofia, una niña que aunque sus padres se separaron, nunca olvidó sus momentos que compartió con el papá en su infancia, dicen que puede pasar el tiempo y uno nunca olvida lo que ama y permanece un recuerdo intacto.

Sofia, una niña de apenas 5 años empezó a presenciar problemas de sus padres, ella cuenta con su voz entrecortada que hacía que nada pasaba, que nada escuchaba solo por  nó sentirse mal por ello; a pesar del amor que le tenía al papá, ella prefería en todo momento a su madre, y sucede que luego de 15 años viviendo, compartiendo con sus padres, ellos deciden separarse, y Sofia decide ir a vivir junto a su madre. 

Mientras Sofia recuerda esos primeros días sin su padre; coge sus manos y las toca con rapidez, su cara denota tristeza al contarnos…

Su  padre, un ebanistero de características 1.65 metros, moreno, se ganaba cada día su dinero con eso; y es algo que Sofia lo tiene presente siempre, fue grata con su padre y valora cada acción que él hizo por ella.

Recuerda a su padre que en tiempos de fiesta la cogía de su mano y le decía “eres lo más bonito mi reina”. Y sonríe al decirnos que su padre era quien preparaba los mejores desayunos cuando mamá no estaba presente.

El padre al separarse de su esposa decidió irse a dormir al taller donde él trabaja, Sofia cada noche antes de dormir y luego de haber hablado con su padre se preguntaba inquieta y se desvelaba al pensar sobre en que estará durmiendo su padre sin ningún colchón o cobija, habrá comido, tendrá frío, eran todas sus preguntas sin respuestas; pues papá lo que menos deseaba era hacerla sentir mal y nunca se lo confirmó.

El tiempo pasa y algo que extraña y nunca olvida son los abrazos de su papá, asegura que nunca nadie dará los abrazos como él; tan sinceros, tan acogedores y amorosos.

Al verlo ahora una vez al año dice que cuando lo abraza, solo quisiera que ese momento se le haga largo, para Sofia los abrazos que le de su padre le quitan todo lo malo y en esos minutos ella puede tranquilizarse y olvidarse completamente de todo. “él me transmite demasiada seguridad, amor y paz con solo un abrazo”

Sofia asegura que luego de la separación de sus padres, ella no juzgaría a ninguno de los dos, son cosas que debieron suceder y prefiere la felicidad de sus padres y su tranquilidad también, porque se agobiaba mas al verlos pelear, que al sentirlos separados.

Con su sello fruñido y voz decidida Sofia desea que sus hijos nunca pasen por eso, luego de haberle pasado una separación de sus padres, ella solo quiere que sus hijas crezcan en un ambiente donde siempre estén presentes ellos, pero juntos.

Mientras va caminando por un vaso con agua Sofia nos dice que la decisión que tomaron sus padres, nunca influyó en actuar por ellos con mal comportamiento, ella solo esperaba superarse y salir adelante aunque ya no tuviera en su día a día a su padre, quien se quedó viviendo en Chone y ella tuvo que salir de la ciudad junto con sus hermanos y su madre en busca de mejores cosas.

Entre el 2006 y 2016, los divorcios se incrementaron en un 83,45% al pasar de 13.981 a 25.468, mientras los matrimonios cayeron un 22,01% al registrar 74.036 nupcias en el 2006 frente a 57.738 del 2016, según los últimos datos del anuario de estadísticas vitales: matrimonios y divorcios, publicado por el instituto nacional de estadística y censos (INEC).

Según datos de este registro administrativo, las principales causas del divorcio en 2016 fueron: por mutuo acuerdo con 15.995 casos, seguido de abandono voluntario e injustificado del otro con 8.157 casos e injurias graves o actitud hostil con 895 casos.

Esta publicación anual presenta que los matrimonios que terminaron en divorcios en el 2016 tuvieron una duración promedio de 15 años. En el 2006 el promedio era de 13 años.

De los matrimonios que se divorciaron, 1.249 hombres se quedaron con la custodia de los hijos frente a 14.669 mujeres en esa misma condición.        

0 comments on “PORTOVIEJO | Sofía y su primer amor de la infancia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *