Tuesday, 20 April, 2021

CeiboNews

PORTOVIEJO. La limpia historia de Fabricio en Las Vegas


Autor: Valentina Mendoza Loor, estudiante de la carrera Ciencias de la Comunicación de la USGP

Un fuerte viento rondaba al costado del teatro Greco Romano en el parque Las Vegas del cantón Portoviejo, mientras las pequeñas hojas de un árbol caían lentamente, siendo las 18H00 del 6 de noviembre de 2019, época de verano.

Su uniforme y gorra de color gris con ciertos detalles verdes, lucía unos lentes, era un hombre aproximadamente 1.75 metros de estatura, de tez canela, estaba de pie,  él es Fabricio Sabando a quien con una sonrisa en el rostro se lo encontró en plena labor como conserje de limpieza del parque. En su mano cargaba una funda negra, estaba cerca de un gran tacho blanco y no dudó en tener una conversación amena.

“Yo vivo feliz con mi familia, estoy casado y tengo dos hermosas hijas, trabajo para darles lo mejor a ellas”, mencionó Sabando, mientras se restregaba la mano izquierda, sus ojos reflejaban sentimiento al hablar de sus seres queridos.

Su trabajo es rotativo en horarios, una semana labora de 07H00 a 15H00 y la siguiente de 15h00 a 00h00 de domingo a sábado, y de lunes a jueves debe escoger un día libre. “Son 7 servidores en cada uno de los dos turnos”, comentó, entre tanto, miraba a su alrededor muy atento, asegurándose de que todo esté en orden.

El césped, las flores, los árboles y la tranquilidad de la tarde, era un complemento especial, mientras Fabricio, anunciaba que su función es “basurear”, como él lo llama, de mantener limpio el patio de comidas, hacer hidrolavados en diferentes áreas y lo más duro, al momento de limpiar, son los baños, más que todo cuando hay eventos en el parque y suele salir más tarde.

Sabando, manifestó: “Durante la semana que ingreso a laborar desde las 15H00, me levanto más tarde y descansado, ya que me toca un trabajo fuerte, hasta las 00H00”, decía, en un tono seguro, mientras fruncía el ceño. La tarde estaba oscureciendo, y con un frío fenomenal cuando Fabricio se despidió y continuó con su labor.

One comment on “PORTOVIEJO. La limpia historia de Fabricio en Las Vegas

Luis Teran Parada

En el teatro Greco Romano del Parque Las Vegas del cantón Portoviejo a su costado rondaba un fuerte viento cayendo lentamente las hojas de un árbol, motivo de la época de verano en este mes de noviembre.
Con su uniforme y gorra de color gris además de ciertos detalles verdes, aparece un hombre usando lentes de aproximadamente 1,75 metros de altura, tez canela, llamado Fabricio Sabando, que con una sonrisa en el rostro se encuentra en plena labor de limpieza como conserje del parque. En su mano derecha una funda negra cerca de un tacho grande blanco, no dudo en tener una muy amena conversación.
“Yo vivo feliz con mi familia, estoy casado y tengo dos hermosas hijas, trabajo para darles lo mejor a ellas”, menciono Sabando, mientras se restregaba la mano izquierda en su frente, sus ojos reflejaban el sentimiento de cariño al hablar de sus seres queridos.
Nos despedimos de Fabricio al comprobar que la tarde estaba oscureciendo y el frío era fenomenal para que continúe con su labor.
Me parece que pueden haber sido así estos párrafos.

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *