Tuesday, 20 April, 2021

CeiboNews

PORTOVIEJO | Megan Quiroz: una rescatista de buen corazón


Autor: María Fernanda Bustamante, estudiante del noveno semestre de la carrera Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Gregorio de Portoviejo

Dicen que quien alimenta a un animal hambriento, alimenta su propia alma y quien sirve para rescatar a un animal, sirve para vivir en paz.

Megan Quiroz es una de estas personas, ella es una joven de 18 años, quien con su carisma innata y buen corazón se dedica a rescatar gatos abandonados en la ciudad de Guayaquil.

Empezó esta labor hace un año aproximadamente cerca de su casa, ahí se encuentra el parque lineal de la Kennedy norte en el cual lamentablemente las personas van a abandonar camadas de gatos con apenas días de nacidos, lo que hacen con ellos es atenderlos inmediatamente, llevarlos al veterinario y buscarles un hogar temporal donde puedan crecer hasta que estén listos para ser dados en adopción.

Hay algunos casos en los que es necesario conseguir una gata nodriza (gata recién parida) porque los felinos están tan pequeños que necesitan la leche materna. En el parque viven aproximadamente unos 35 gatos los cuales se han criado ahí o los han ido abandonar ya grandes.

La municipalidad de Guayaquil les ayuda con casitas recicladas las cuales están dentro del parque para que los gatos más grandes no se mojen con la lluvia y puedan dormir bajo un techo, gracias a esta labor dirigida por el vicealcalde Josué Sánchez, pueden darle una mejor condición de vida a estos animalitos abandonados.

A pesar de la ayuda y el cuidado, los gatos corren un riesgo debido a que el parque se encuentra en una Avenida principal en la que los carros pueden pasar a velocidad, mucha gente aún no genera conciencia al pasar por esa calle, por lo cual junto con las señoras que ayudan en el parque hemos tratado de recolectar firmas para que se ubique un semáforo o letreros que indiquen que dejen cruzar a estos animalitos”, afirma Quiroz.

También indica que lo más importante de dar en adopción a los pequeños felinos es conseguirles un hogar donde los vayan a atender de una buena manera, por ese motivo es que antes de entregar a alguno en adopción solicitan:

– Copia de la cédula, copia de la planilla de servicios básicos y le realizan el respectivo seguimiento al propietario de la mascota.

“Al ser entregado a su nuevo dueño, nosotros le hacemos llenar un formulario en el cual se compromete a los seis meses poder esterilizar a su mascota; es muy importante que ellos sepan este dato porque si a la mascota no se la esteriliza, empiezan a generarse varias complicaciones, el gato se puede salir de la casa, puede ser envenenado, puede pelearse con otros animales o incluso puede preñar a las gatas de la calle y se generan más crías en abandono”, comenta.

La municipalidad de Guayaquil ha sido bastante generosa con estos mininos porque a pesar de que el parque es un lugar en el cual realizan ferias, caminatas, entre otras cosas, han permitido que estos felinos vivan en él, los han ayudado mucho en la parte de la alimentación, han aportado con donaciones y han realizado brigadas veterinarias en la entrada de este lugar, en los cuales se realiza un procedimiento conocido como CES (Captura Esterilización y Suelta).

Gracias a esto hemos hecho que los gatitos que están más grandes dentro del parque no se reproduzcan entre sí y no aumente la población felina en la colonia”, explica.

Otro aspecto relevante que destaca Quiroz es la importancia de la esterilización, ya que es un método el cual le permite a ella como rescatista poder generar un control en cuanto a la población de gatos que en el parque residen; esterilizar es la forma más ética en la cual se puede evitar que las colonias felinas continúen creciendo, normalizan la población y por supuesto tratan de conseguirle un hogar a los animalitos.

La esterilización es uno de los pasos más importantes en la vida del animal y del propietario, gracias al vicealcalde de la municipalidad de Guayaquil se han creado brigadas veterinarias que por lo general están ubicadas en los barrios de la ciudad para que las personas de escasos recursos puedan esterilizar de manera gratuita a sus mascotas y a la vez puedan llevarlos para que realicen consultas, vacunaciones y desparasitaciones.

De esta forma Megan Quiroz con mucho orgullo y satisfacción rescata a estos amigos de cuatro patas, a tan temprana edad piensa que los animales al igual que las personas, son importantes, ellos también necesitan de nuestra ayuda y es hora que tomemos conciencia en cuanto al cuidado no tan solo de los felinos, sino también de los canes o de cualquier otra especie.

0 comments on “PORTOVIEJO | Megan Quiroz: una rescatista de buen corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *